October 14, 2016

Río Tinto tiene varias minas de hierro en Pilbara, oeste de Australia, dos de las cuales son las de mayor tamaño en el mundo. En ellas tiene un total de 69 dumpers, camiones mineros de enormes dimensiones, que desde 2012 circulan por las minas sin necesidad de conductor. Pero esto es solo la parte inicial del proyecto, pues para 2016 también los trenes estarán automatizados.

Los trenes que transportan el material hacia las fabricas prescindirán de conductores cuando la Office of Rail Safety homologue la tecnología para su uso, lo que posiblemente ocurra para mediados del siguiente año. De igual manera se espera que en algún momento otra maquinaria, como las perforadoras, puedan operar de forma robotizada.

¿Cómo se controla todo?
Tener 69 camiones de enormes dimensiones circulando sin conductor podría sonar peligroso, pero cuando sabes que hay un centro de control encargándose de todo la cosa cambia. Eso si, el centro de control se ubica en Perth, a una distancia de las minas de nada más y nada menos 1,200 kilómetros. Y desde esa distancia es posible manipular todas las operaciones en las minas.

Para que esto sea posible primeramente se tuvo que mapear por completo cada una de las minas, y después, con ayuda de software especializado se enlazó cada camión al centro de control. De esta manera es posible conocer la ubicación exacta de cada vehículo, y a su vez es posible establecer tiempos bastante exactos para cada operación, con lo que el ritmo de trabajo es impresionante.

¿Dónde quedan los humanos?
Los dumpers sin conductor pueden trabajar 24/7 sin mayor problema, y al no tener que detenerse para nada la operación se vuelve sumamente eficiente. Hay que tener en cuenta que en una operación de semejante tamaño cada segundo vale millones. Para que te des una idea, los 69 camiones que te menciono mueven cada mes unas 20 millones de toneladas de hierro.

Ahora bien, los choferes que antes manejaban estos camiones se quedaron sin empleo, eso es una dolorosa realidad. Por otro lado, la empresa ahora tiene un numeroso equipo de ingenieros que se encargan exclusivamente de optimizar y manipular el sistema de control. Eso si, seguramente no hay 69 ingenieros nuevos en el equipo, pero los que haya posiblemente tienen sueldos mucho mejores.

a tecnología orilla a la especialización
Río Tinto no es la única empresa del ramo minero que está invirtiendo mucho dinero para robotizar sus minas, pues la competencia va por el mismo camino. Y además la minería no es el único sector que está haciendo esto, pues para donde se voltee está pasando exactamente lo mismo. Nos guste o no la tecnología acabará con muchos puestos de trabajo, pero estoy seguro que surgirán otros nuevos.

Hay una frase que dice: “Si una máquina puede hacer tu trabajo, tarde o temprano terminará haciéndolo”. Por esta razón especializarse en algo concreto (y que una máquina no pueda hacer) será la única garantía para conservar un empleo. No te asustes, pero debes comenzar a aceptar que estamos en la era de la formación constante.